lunes, octubre 20, 2014

Podríamos

Podríamos prometer también, como ellos, que todo ciudadano que resida en el territorio español, sea de dónde fuere, reciba una paga mínima de 600 euros. ¿Y por qué no de 800 o 1.000 euros?
Pero no podríamos pagarlo, igual que ellos tampoco, y sólo conseguiríamos dejar el país en ruinas

Podríamos prometer también que vamos a embargar las casas a los bancos.  Pero sabemos que el dinero que el banco prestó a alguien no es suyo, sino de gente ahorradora que tienen derecho a que se les devuelva lo que les pertenece. Y con ésta medida empobreceríamos y castigaríamos a los ahorradores.

Podríamos negarnos a pagar la deuda externa. ¡Claro que sí! Pero cuando volvamos a quedarnos sin dinero y sin recursos.. ¿Quién nos volvería a prestar?

Podríamos también nacionalizar las empresas eléctricas si cortan la energía a quién no puede pagarla. Pero entonces muchos dejarían de pagar aprovechando el tirón, cómo se ha hecho siempre en éste país. Entonces costaría a nuestro cargo las inversiones necesarias, arreglos, etc.. y ¿Quién dice que hay dinero para todo? El dinero siempre se acaba..

Podríamos también nacionalizar la Banca... pero las Cajas ya son públicas y ya se ha visto cómo la utilizan los "representantes del pueblo".. ¿Queremos que eso se repita en los Bancos? Y es que al ladrón hay que evitarle la ocasión, y una Banca privada no puede permitirse unos consejeros que no saben nada de economía ¡Ni de contabilidad!

Podríamos prometer la Luna... pero sabemos que como máximo podemos invitaros a contemplarla en el silencio de la noche.

Hemos pasado del Puedo Prometer y Prometo, al Sí Podemos...  y entre una y otra afirmación es cierto que han desfilado un montón de sinvergüenzas, gente aprovechada de todos los colores.
¿Se han cometido aciertos? claro, pero quedan empañados entre tantos errores.

Del Milagro de PSOE del 82 algunos quieren pasar al Milagro de Podemos ... pero ¿Quién no recuerda cómo acabó ése milagro? En la crisis más profunda (hasta entonces) dónde además se inicio la era de corrupción más grande jamás conocida en España.
¿Acabará éste milagro cómo aquel de entonces? Creo que pocos dudamos de que Sí, Puede ser...

Y es que contra la Utopía, la Realidad. Contra el Populismo, la Sensatez.
Contra la indignación no existe sólo una salida. Ése es el pensamiento que ha perpetuado el Bi-partidismo.
Contra la indignación, Esperanza. Contra la corrupción, Transparencia. Contra Podemos, Ciudadanos.

Porque nosotros También Podríamos Prometer hasta Meter.. pero somos más serios.